golfconfidencial
Sabado 16 de Octubre del 2021
SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN
TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente

Jon Rahm gana un U.S. Open para la historia

Torrey Pines cumplió de nuevo. Hoyo 72. Putt para birdie. Un público enloquecido por uno de los favoritos durante toda la semana.

POR Redacción, 08:57 | 21 de Junio del 2021

GolfConfidencial.- Hace trece años, fue Tiger Woods quien ejecutó el putt "Expect anything different" que se escuchó en todo el mundo.

En un domingo frío y nublado de 2021, fue Jon Rahm quien ejecutó el putt el para birdie, de siete metros, más memorable de su joven carrera, que le dio al español una victoria de un golpe sobre Louis Oosthuizen en el 121º Campeonato Abierto de Estados Unidos.

Jon Rahm _ US Open

Con una puntuación de 4 bajo par, 67 golpes, para igualar la ronda más baja del campeonato. El de Barrika a sus 26 años se convirtió en el primer jugador de España en ganar un campeonato de la USGA. También fue su segundo título en el Campo Sur de Torrey Pines, un lugar que ha llegado a amar. Torrey Pines fue el lugar de su primera victoria en el PGA Tour en 2017 y donde más tarde pidió matrimonio a su novia de la universidad, Kelley Cahill. Han sido dos semanas muy intensas para Rahm, que tuvo que retirarse del Memorial Tournament con una ventaja de seis golpes en 54 hoyos el 5 de junio debido a un test de COVID-19 positivo.

"Soy un gran creyente en el karma", dijo Rahm, que también se recuperó de una desventaja de tres golpes en la ronda final para ganar el Farmers Insurance Open 2017 en Torrey Pines, coronando esa remontada con un dramático eagle en el hoyo 72. "Y después de lo que pasó hace un par de semanas, me mantuve muy positivo sabiendo que venían cosas buenas. No sabía lo que iba a ser, pero sabía que veníamos a un lugar especial, sabía que había conseguido [mi] victoria en el [PGA Tour] aquí y que es un lugar muy especial para mi familia, y el hecho de que mis padres pudieran venir, que saliera del protocolo COVID antes de tiempo, sentí que las estrellas se estaban alineando, y sabía que mi mejor golf estaba por llegar.

"Me cuesta explicar lo que acaba de pasar porque no puedo creer que haya hecho los dos últimos putts, y soy el primer español que gana un Abierto de Estados Unidos. Esto fue definitivamente para Seve [Ballesteros]. Sé que lo intentó mucho, y normalmente pensamos mucho en él en el Masters, pero sé que lo que más quería era ganar este. No sé cómo explicarlo".

Para Oosthuizen (71), fue su sexto subcampeonato en un major desde que ganó el Open Championship de 2010 en St. Andrews, y el segundo en el Open de Estados Unidos (2015). Harris English acabó tercero a tres golpes (3 bajo) después de hacer una ronda final de 68 golpes.

Los domingos en los majors pueden mostrar muchas emociones y Torrey Pines no decepcionó. El día comenzó con Oosthuizen, Mackenzie Hughes y Russell Henley compartiendo el liderato a 54 hoyos, los dos últimos nunca habían estado en esta posición. Hughes, un canadiense de 30 años que había fallado sus cinco cortes anteriores en el PGA Tour, hizo una tarjeta de 77 golpes que incluyó un golpe de salida en el número 11 que rebotó en un camino de carros y se alojó en un árbol. Henley, de 32 años y natural de Columbus (Georgia), que compartió el liderato tras 18 y 36 hoyos, firmó una tarjeta de 76 para un total de 72 hoyos de par acabó décimo yty5tercero empatado.

El defensor del título, Bryson DeChambeau, que aspiraba a convertirse en el cuarto jugador desde la Segunda Guerra Mundial en ganar títulos consecutivos, se puso brevemente en cabeza con cinco bajo par después de empezar el día con dos golpes de desventaja, sólo para ver su carrera terminada con bogeys consecutivos en el 11 y el 12, y un desastroso doble-bogey en el par 5 del 13. Luego hizo un cuádruple-bogey (8) en el 17 para una ronda final de 77 y caer en hasta el puesto 26, a nueve golpes de Rahm. 

"No me salí del camino en absoluto", dijo DeChambeau. "Es el golf. La gente dirá que hice esto o aquello, y es sólo golf. He tenido muchas veces en las que he pegado mucho peor que hoy y he ganado. Es sólo una de esas cosas en las que no tuve los descansos correctos en el momento adecuado". 

Rory McIlroy, el campeón de 2011, y el dos veces ganador Brooks Koepka también desafiaron brevemente antes de desvanecerse en los segundos nueve; McIlroy disparó un 73 para empatar el séptimo y Koepka firmó un 69 para empatar el cuarto.

Una vez que Oosthuizen, de 38 años, asumió el liderazgo en los últimos nueve hoyos, pocos esperaban que lo abandonara. Un jugador con un swing armonico y un comportamiento tranquilo, parecía tener el control de su juego a falta de ocho hoyos. Su bogey en el hoyo más difícil del campeonato, el par 3 del 11, no fue inesperado. Pero no pudo hacer un birdie en el par 5 del 13, y luego envió su bola al área de penalización en el 17, lo que le llevó a un costoso bogey que le hizo caer dos golpes por detrás de Rahm. Cuando falló su golpe de aproximación de 73 yardas para un eagle en el último hoyo de 545 yardas, Jon Rahm se había asegurado su primer major.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

GolfConfidencial.com


Tags:  ,  golf Jon,   Rahm,   US,   Open,   Torrey,   Pines,  
ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
CONTACTO
PUBLICIDAD
AVISO LEGAL
Otros periódicos del grupo
AltoDirectivo • RRHHDigital

PadelSpain • El Diario del Bebé • SerComercial
© CopyRight 2010-2021 GolfConfidencial | Todos los derechos reservados