golfconfidencial
Miércoles 12 de Agosto del 2020
SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN
TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente

See you Michael

Era un viernes 4 de agosto de 1995. Acababa de empezar mi trabajo como director Gerente de Guadalmina Club de Golf (actual Real Club de Golf Guadalmina), en pleno mes de agosto. Ese día era el Dia D primer viernes de mes, con la llegada masiva de los socios españoles para pasar las vacaciones de verano en Marbella

POR Álvaro Beamonte, 16:08 | 28 de Abril del 2020

GolfConfidencial.- Eran aproximadamente las 09:30 y bajé a saludar a Ramiro Gago, que regentaba la hostelería. Le había conocido una semana antes durante el proceso de selección. Al entrar en la cafetería, me senté en la barra, en forma de U, mirando a la piscina… De repente al levantar la vista, le vi. Estaba sentado frente a mí, en la otra línea de la U de la barra. Y pensé, c… es Michael Robinson. 

Michael Robinson

Le había visto jugar al fútbol y ganar el triplete en la temporada 1983-84 con el Liverpool. Sabía que jugaba al golf en mi club y curiosamente veraneaba en el Pueblo de Guadalmina, en la parte de Guadalmina Baja, muy cerca del hotel, donde yo residía todo el año. Le seguía en Canal+ porque me molaba cuando decía ''Madrid no tiene patrrón de juego'' con ese acento 'spanglish' tan reconocible.

Me acerqué y me presenté. Afable, agradable, campechano, alegre y divertido. Hablamos de todo y de todos, y de esa conversación nació una buena amistad que se cimentó aún más con el golf. 'Golf is a friend machine', me decía. Jugamos mucho juntos durante casi tres años, comíamos, cenábamos de vez en cuando, y tomábamos algún gin tonic, sí, eso también…

Hablábamos de política (las menos) y recuerdo que instituimos la Copa Gibraltar, curiosa competición internacional de parejas con sólo ¡dos! parejas participantes. El jugaba con su amigo Peter Cornell y yo con Ignacio del Cuvillo, anterior director y actual director de Guadalmina y en ese momento director de Montenmedio. Jugamos dos ediciones, una en cada Club. Ganó una vez cada pareja, que inscribía su nombre en una placa. Pero lo más divertido era que la pareja perdedora debía escribir una carta al la Reina Isabel II o al Rey Juan Carlos I pidiendo que renunciaran o mantuvieran la soberanía de Gibraltar (de ahí el nombre de la competición).

Michael - Alvaro

Pude jugar con el varios Pro-Ams. Recuerdo tener que tirar piedrecitas a su ventana para despertarle porque había sido una noche veraniega larga, jugábamos temprano y se le pegaban las sábanas. Recuerdo un momentazo con Juan Quirós en el tee del 1 de Río Real, esperando a que se disipara la niebla para jugar el Pro-Am Valvoline 1996. Imbatible. Apenas pude pegar el drive del 1 por no poder parar de reírme. Así era Michael.

Michael - Alvaro

Un día de agosto de 1996, jugando Guadalmina Sur con vendaval (yo aún jugaba decentemente a esto), estábamos en el hoyo 6, llamado coloquialmente Tipperary, por lo largo que era en el momento de su diseño. Hoy ya no lo es tanto. El viento en contra no permitía aspirar a llegar de dos. Recuerdo que tenía 125 metros contra viento de 40 kmph a nivel de mar. Michael me peguntó ''¿qué vas a jugar?''. Y le expliqué que iba a pegar un punch de hierro 8, y cómo iba a hacerlo. Y lo hice. De esas veces que te sale exactamente lo que dices que vas a hacer. La ''planché'' y la dejé dada para birdie. Se me quedó mirando con esos ojillos de admiración y me dijo unas palabras que recordaré siempre: ¿Te atreverías a contarlo tal y como me lo has contado frente a una cámara o un micro en mi tele? Le dije que sí, por supuesto. Y me dijo ''Hablaremos''. Así hablaba de Canal+. El hablaba de Canal+ como ''Mi tele''. La consideraba ''suya''.

Y fue fiel a su palabra. 

Dejé Guadalmina en 1998 cuando se vendió al grupo gallego FADESA. Traían su propio equipo de gestión. Dejé de ver a Michael unos tres años puesto que me trasladé a El Puerto de Santa María y empecé a trabajar en Vía Digital en septiembre de 1999. Cada vez que iba a retransmitir me acordaba de sus palabras y esperaba que él me escuchara… como me reconoció más tarde que era así.

Cuando Canal+ decidió adquirir los derechos del PGA Tour y formalizar el canal de golf (2002), Michael fue fiel a su palabra y medió para que me incluyeran en el proyecto. Recuerdo que cuando en la negociación estaba en punto muerto la tarde antes de presentar el Canal, me llamó y me dijo ''Álvarro, me dicen que no quieres trabajar en mi tele''. Y yo le expliqué por qué. Y le dije, ''Michael, no voy a hablar contigo por teléfono, si quieres nos vemos''. Y me citó a las 00:00 horas en De María en Félix Boix. Yo estaba en pijama. Me duché, me cambié, conduje hasta Madrid (vivía en Villanueva de la Cañada) y me senté frente a él y ''Crispín'', su profesor de el RACE. Salí de De María a las 05:00 con un SÍ dado por parte de ambos. Volví a casa, me duché y me volví a Madrid. A las 10:00 se presentaba el Canal con Emma Villacieros, Severiano y Olazábal… y yo estaba allí. 

Si no hubiera sido por su mediación, yo no habría estado estos veinte años retransmitiendo el PGA Tour y Grandes.

Viví su evolución en Canal+ y cómo arrancó con Informe Robinson, genial programa que humanizaba al deporte y a los más grandes deportistas. Un ejemplo de saber hacer TV. 

Michael estará ya camino de Heaven Golf Links y de 'Heaven Anfield Road'. Ahí podrá volver a practicar sus dos aficiones más queridas. Le echaremos de menos por todo. Por su acento, su singularidad, por su alegría. Además, yo le debo mucho profesionalmente. Él me abrió la puerta. Recuerdo que aquel día de De María me dijo ''No tengas ningún temor por haber trabajado para la competencia, tú como Bernd Schuster, eres un profesional. Haz tu trabajo profesionalmente y no habrá ninguna queja'' (Bernd jugó en el FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid). 

Desde aquí quiero enviar un abrazo muy cariñoso a Christine, Liam y Aimee. Deben estar orgullosos de lo que hizo Michael, deportiva y profesionalmente, pero también personalmente. Su ausencia deja huella y un gran vacío. Fueron duros estos últimos años, pero él nunca perdió la sonrisa. Luchó contra el melanoma con entereza.

 

Descansa en paz, amigo Michael.

www.alvarobeamontegolf.es

IG: @alvarobeamontegolf

 

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

GolfConfidencial.com


Tags:  ,  golf,   Michael,   Robinson,   Alvaro,   Beamonte,  ,  
ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
CONTACTO
PUBLICIDAD
AVISO LEGAL
Otros periódicos del grupo
AltoDirectivo • RRHHDigital

PadelSpain • El Diario del Bebé • SerComercial
© CopyRight 2010-2020 GolfConfidencial | Todos los derechos reservados