golfconfidencial
Sabado 04 de Julio del 2020
SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN
TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente

Hasta siempre, Nacho

Hace no mucho tiempo escribía mi recuerdo a mi Padre, fallecido el 5 de octubre de 2018, en estas mismas páginas. Lo titulé “The running Captain”. Decía más o menos… “hay personas que no deberían dejar nunca este mundo, que deberían ser inmortales y habitar para siempre entre nosotros, pues su obra y su influencia hacen que el mundo mejore, que nos relacionemos mejor y que todos avancemos”.

POR Álvaro Beamonte, 10:07 | 19 de Febrero del 2020

GolfConfidencial.- No hay muchas personas así. Conocer a más de una en una vida es un verdadero privilegio. Yo lo tuve, y caray, las dos se han ido en un breve periodo de tiempo.

El pasado sábado día 15 fallecía tras luchar contra el cáncer Ignacio Charlin, gran empresario, mejor Padre y Marido, y un gran amigo. Fallecía en Sanxenxo, Pontevedra, rodeado de los suyos.

Cuando mi buen amigo José María Górriz me daba la mala noticia, esperada no obstante por su evolución, no pude menos que derrumbarme. Curiosamente, me la daba estando en un campo de golf.

Nacho, el mundo es un lugar más vacío sin ti. Y se nota. El mundo era mejor sitio desde que te conocí, y mi mundo había mejorado porque tú entraste en él. Te echaré de menos, amigo. Echaré de menos tu amabilidad, tu simpatía, tu generosidad, tu talante.

Me gustaba escuchar tus batallas, tus anécdotas, tus historias, lo orgulloso que estabas de tu gente. Me gustaba ver tu cara de felicidad cuando ponía la bola en green desde el tee de campeonato en Punta Cabreira, nuestro hoyo.

En el hoyo 6 de La Toja

Echaré de menos nuestras charlas sobre golf, regadas con tu albariño Envidia Cochina y ese pulpito de la Ría, que tan bien cocinabais en Gallaecia. Echaré de menos esa Fe que tenías de que el golf indoor saldría adelante en Sanxenxo.

Involucrabas a todo el mundo con suma facilidad. A Telmo, el alcalde, al Notario y a su mujer, a tus amigos. Tu poder de convocatoria hacía que viniera gente de Baiona, Ribeira Sacra, La Coruña… de toda Galicia. Todos sabedores que si tu estabas involucrado es porque era algo importante. Recuerdo como estuve casi 45 minutos de maravillosa charla con tu tocayo Ignacio Balboa en RadioGalicia.es. Todos acudían a tu convocatoria.

Hiciste lo que hiciste por nuestro querido golf simplemente porque lo amabas. No había intereses económicos, no había ingresos o beneficios. Eras, como siempre fuiste, generoso en toda la amplitud de la Palabra.

Invertiste en la mejor tecnología indoor, Foresight, e involucraste a José María Górriz, amigo y socio, que te adoraba. Normal…. Como iba a ser de otra manera. Hasta los que no te conocían de verdad lo hacían, como para no hacerlo los que tuvimos el privilegio de estar a tu lado. Como siempre, demostraste olfato, visión de futuro y altura de miras. Sin medianías, lo mejor.

Nacho, amigo mío, dejas un gran vacío y una gran tristeza por tu marcha, pero a la vez una gran alegría para los que como yo, hemos podido disfrutar de ti, aunque sea solo unos pocos años. Fuiste inspiración y espejo en donde mirarme. Aprendí de ti y contigo. Nunca pude decirte las suficientes veces cuanto te quería y cuánto te admiraba.

Una vez me dijo mi profesor de Filosofía, Máximo, que los mas grandes eran los más modestos, y que solo se conocía su grandeza una vez que ya no estaban entre nosotros. Tú eras, eres y serás uno de ellos.

Como el gladiador númida, amigo de Máximo (guerrero, no profesor), el General Romano de ''Gladiator'', mientras enterraba en la arena del Coliseo las figuras de su amigo, su mujer y su hijo, te digo ''nos veremos pronto, pero aún no''.

Espero poder ayudar a dar a conocer tu obra, tu esperanza y tu ilusión. Nos quedaba mucho por hacer. Habíamos empezado con el Club de Golf de Sanxenxo, Asociación de Golfistas sin campo. Empezábamos a hablar con Telmo para retomar el proyecto de campo de golf de O Grove, ubicado en un paraje especial…. Eras el alma mater del golf en la comarca del Salnés.

Descansa en Paz, amigo mío. Allá arriba te curarán tus maltrechos tobillos y podrás jugar al golf sin dolor. Algún día apareceré en el tee del 1 de A Toxa Heaven Links, sin ruido y sin aviso, como te fuiste tú y nos dejaste, sin molestar, nunca molestabas, por sorpresa, modestamente, igual que como viviste tu ejemplar vida.

Te echo de menos ya, y te echaré de menos, amigo.

Hasta siempre, Nacho. Te veré pronto, pero aún no.

 

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

GolfConfidencial.com


Tags:  ,  golf,   Alvaro,   Beamonte,   Ignacio,   Charlin,  
ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
CONTACTO
PUBLICIDAD
AVISO LEGAL
Otros periódicos del grupo
AltoDirectivo • RRHHDigital

PadelSpain • El Diario del Bebé • SerComercial
© CopyRight 2010-2020 GolfConfidencial | Todos los derechos reservados