golfconfidencial
Viernes 30 de Octubre del 2020
SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN
TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente

La "penalidad" de Poulter

POR Luis Fernández-Conde Sancho, 00:04 | 29 de Noviembre del 2010
La

La jornada final del "Dubai World Champisonship" (última prueba del calendario del European Tour 2010) proporcionó al sueco Robert Karlsson su segunda victoria de la temporada y la decimoprimera de su carrera en el circuito europeo, tras imponerse al inglés Ian Poulter en el segundo hoyo del desempate.
 
Poulter, que había liderado el torneo desde la segunda jornada, tuvo que disputar un desempate con Karlsson al acabar los dos empatados con 274 golpes (-14).
 
En el primer hoyo de desempate, ambos jugadores hicieron birdie al hoyo 18 pero, al jugar nuevamente ese hoyo, Poulter se dejó un putt de unos quince metros para birdie, mientras que el approach de Karlsson llevó su bola a apenas un metro del hoyo.
 
Y ahí vino el desastre para el británico pues cuando tenía su bola marcada en el green, se le cayó accidentalmente sobre el marcador, moviéndolo. Resultado: un golpe de penalidad por mover el marcador que, a continuación, hubo de ser repuesto en su posición original.
 
Con ello, la única opción de Poulter era embocar su putt de cinco metros y esperar a que Karlsson fallara el suyo, pero ni una ni otra cosa sucedieron.
 
La Regla 20-1 establece, en parte que:
 
"... Si una bola o un marcador de bola son accidentalmente movidos en el proceso de levantar la bola bajo una Regla o al marcar su posición, la bola o el marcador de bola deben ser repuestos. No hay penalidad siempre que el movimiento de la bola o del marcador de bola sea directamente atribuible al acto específico de marcar su posición o de levantar la bola. De otra manera, el jugador incurre en un golpe de penalidad bajo esta Regla o la Regla 18-2a..."
 
Así mismo, la Regla 20-3 establece, en parte, que “… Si una bola o un marcador de bola son accidentalmente movidos en el proceso de colocar o reponer la bola, la bola o el marcador de bola deben ser repuestos. No hay penalidad siempre que el movimiento de la bola o del marcador de bola sea directamente atribuible al acto específico de colocar o reponer la bola, o de quitar el marcador de bola. De otra manera, el jugador incurre en un golpe de penalidad bajo la Regla 18-2a o 20-1 (…)”
 

Y, finalmente, la Regla 18-2a señala que
 
“Cuando la bola de un jugador está en juego, si:
(i) el jugador, su compañero o cualquiera de sus caddies la levanta o la mueve, la toca intencionadamente (excepto con un palo en el acto de preparar el golpe), o causa que la bola se mueva excepto que una Regla lo permita, o
(ii) el equipo del jugador o el de su compañero hace que la bola se mueva,
el jugador incurre en un golpe de penalidad. (…)”
 
Y añade:  
 
“ (…) Bajo las Reglas, no hay penalidad si un jugador accidentalmente causa que su bola se mueva en las siguientes circunstancias:
(…) • Al levantar una bola bajo una Regla - Regla 20-1.
Al colocar o reponer una bola de acuerdo con una Regla - Regla 20-3a (…)”
 
 
Finalmente, la Decisión 20-1/15 señala las directrices para entender el significado de la expresión “directamente atribuible al acto específico de marcar su posición o de levantar la bola”, al señalar que:
 
“En la Regla 20-1 la expresión se refiere al acto específico de colocar un marcador de bola detrás de la bola, de colocar un palo a un lado de la bola, o de levantar la bola de tal forma que la mano del jugador, la colocación del marcador o del palo, o el acto de levantar la bola hacen que se mueva la bola o el marcador.
En la Regla 20-3a la expresión se refiere al acto específico de colocar o reponer una bola delante del marcador, colocar un palo a un lado de un marcador de bola o levantar el marcador de forma que la mano del jugador, la colocación de la bola o del palo, o el acto de levantar el marcador de bola hacen que se mueva la bola o el marcador.
Ninguna de las dos Reglas considera “directamente atribuible” cualquier movimiento accidental de la bola o del marcador de bola que ocurra antes o después de este acto específico, como por ejemplo si se cae la bola o el marcador de bola, independientemente de la altura desde la que caen, por lo que el jugador incurriría en un golpe de penalidad”.
 
Sabemos que una bola no está en juego cuando ha sido levantada pero, en tales situaciones, el marcador tiene la misma consideración que la propia bola. Así, cuando a Poulter se le cayó la bola sobre el marcador, como dicha acción no era directamente atribuible al acto específico de marcar o reponer la bola, incurrió en la penalidad prescrita por la regla aplicable.
 
Es probable que Poulter tampoco hubiera ganado el desempate, ya que no embocó su putt para birdie mientras que Karlsson sí lo hizo, pero seguro que a Ud. le habrá interesado conocer lo que las Reglas de Golf establecen al respecto para no cometer el mismo error.

Luis Fernández-Conde Sancho
Juez-Árbitro Internacional RFEG


Tags:  ,  
ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
CONTACTO
PUBLICIDAD
AVISO LEGAL
Otros periódicos del grupo
AltoDirectivo • RRHHDigital

PadelSpain • El Diario del Bebé • SerComercial
© CopyRight 2010-2020 GolfConfidencial | Todos los derechos reservados