24 de junio de 2024

Jon Rahm ofrece una cena de fraternidad

El martes por la noche, la Cena de Campeones se quitó el sombrero ante España.

 

En el que habría sido el 67 cumpleaños de Seve Ballesteros, la mesa de los 33 campeones dio la bienvenida a su nuevo miembro, Jon Rahm, antes de inundar la sala con recuerdos del primer ganador europeo de Augusta.

«Fue una gran noche, una noche emotiva», dijo Larry Mize, ganador en 1987. «Ben Crenshaw se aseguró de que esta noche fuera toda sobre Jon, Seve y Jackie Burke».

Jon Rahm se sentó en la cabecera de la mesa, codo con codo con Ben Crenshaw, siendo la primera vez que un golfista de la LIV ejercía de anfitrión en la cena.

«Somos una fraternidad», dijo Crenshaw, presentador de la cena anual.

Añadió Charles Coody: «No podría haber sido más agradable. Incluso Tom Watson, al final de la cena, se levantó de su silla y dijo lo feliz que estaba de ver la camaradería dentro de nuestro grupo. Fue una noche maravillosa».

Ben Crenshaw, con su acento tejano, abrió la velada dando la bienvenida a Rahm al Masters Club; a continuación, regaló al español un medallón de oro con el emblema del Club.

Hace dos años, en la Cena de Campeones de 2022, Hideki Matsuyama asombró a la mesa recitando un discurso en inglés, lo que provocó que Gary Player brindara en japonés.

Cuando le preguntaron a principios de semana sobre la posibilidad de felicitar a Jon Rahm en español, Ben Crenshaw reflexionó sobre su diploma del instituto de Austin.

«Estudié francés», dijo Crenshaw, riendo. A partir de ahí, las historias sobre Seve inundaron la sala.

Bernhard Langer contó una historia sobre la Ryder Cup de 1983 en Palm Beach Gardens, cuando Ballesteros golpeó una madera 3 desde un búnker a 230 yardas del green.

Langer dijo a la mesa que, con el lie que tenía Seve, ningún golfista, aparte de Ballesteros, habría pasado el borde del green con menos de un hierro 6.

Ben Crenshaw también mencionó el fallecimiento de Jackie Burke, campeón del Masters de 1956.

Burke, que compartió taquilla en el vestuario de campeones con Tiger Woods, falleció el 19 de enero, 10 días antes de cumplir 101 años.

«Dios me puso aquí abajo por una larga temporada», dijo Burke el día de su centenario.

Treinta y tres ex campeones asistieron a la cena. Los dos únicos ausentes fueron Angel Cabrera y Sandy Lyle.

Como defensor del título, Rahm eligió el menú del martes por la noche, en el que rindió homenaje a sus raíces vascas.

La comida comenzó con seis opciones de tapas y pintxos, antes de ofrecer dos platos principales: Chuleton a la Parrilla, con pimientos del piquillo, o Rodaballo al Pil-Pil, con espárragos blancos.

José María Olazábal eligió el pescado. Craig Stadler pidió carne.

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído