27 de febrero de 2024

Tiger Woods vuelve convencido de poder ganar

Tiger Woods vuelve convencido de poder ganar

Tiger Woods se siente bien para jugar en Riviera, su primer torneo con corte y sin buggie desde The Open el pasado julio. Ya tiene la vista puesta en el Masters. Y sí, cree que puede ganar.

«No me habría presentado aquí si no pensara que puedo ganar a estos tipos», dijo Woods el martes antes del Genesis Invitational, que ha atraído a 19 de los 20 mejores jugadores del mundo.

También es muy consciente de que no gana desde octubre de 2019, y que a sus 47 años y con más cirugías que títulos importantes (15), el tiempo se le acaba. Él lo sabe. Solo que no está del todo preparado para aceptarlo.

Se maravilla de lo que duró Tom Brady. Recuerda cuando John Elway se retiró de los Denver Broncos porque su cuerpo ya no podía recuperarse como antes. El golf no es un deporte de contacto, pero se ha convertido en un juego de jóvenes. Sólo dos de los 10 mejores jugadores de golf tienen más de 30 años. El más veterano es Rory McIlroy, con 33 años.

Tiger Woods

Woods puede jugar. La cuestión es si puede competir, si puede ganar. Sigue con 82 títulos del PGA Tour en su carrera, un récord que comparte con Sam Snead, que tenía 67 cuando pasó el corte en el PGA Championship.

A una parte de Woods le molestó que se celebrara que pasara el corte en el The Masters del año pasado, su primera competición desde que en febrero de 2021 un accidente de coche a las afueras de Los Ángeles le destrozara los huesos de la pierna y el tobillo derechos.

«Estoy aquí para conseguir una victoria, ¿de acuerdo? Así que no entiendo que pasar el corte sea algo grandioso», dijo Woods. «Llegará un momento en el que mi cuerpo no me permita seguir haciéndolo, y probablemente sea más pronto que tarde. Pero envolverme en esa transición y hacer de embajador e intentar estar aquí con los chicos, no, eso no está en mi ADN».

A Woods ya no le motivan los detractores, producto de la edad y la madurez, con una dosis de realidad. Sabe que su última victoria fue el ZOZO Championship de Japón en 2019, que fue seis meses después de ganar el Masters.

Antes de su cirugía de fusión de espalda en 2017, cuando era una lucha solo caminar, Woods tenía razones para preguntarse si alguna vez jugaría. Cree que puede vencer a McIlroy y a Scottie Scheffler, el nuevo número 1 del golf. Pero hay más gratitud por el simple hecho de jugar.

«Esas operaciones de espalda fueron duras», dijo. «Eso me demostró a mí mismo más que nada que todavía podía hacerlo. … En última instancia, está dentro de mí y de si creo o no que puedo hacerlo. No es el factor motivador de fuera».

En cuanto al resto del año, Woods sólo sabe que será un calendario limitado a los majors y quizá algunos más. Es un buen pronóstico. El lunes estuvo en el Country Club de Los Ángeles paseando en un buggie para echar un vistazo al campo Norte antes del Abierto de EE UU

El final será más pronto que tarde, pero no es ahora.

Foto: PGA Tour 

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído