25 de junio de 2024

Rickie Fowler desafía a la maldición. Gana el torneo de Pares 3

Como tantas otras tradiciones del Masters, el Concurso de Par 3 ofrece la oportunidad de reunirse a golfistas de distintas generaciones.

 

El miércoles, Rickie Fowler y Jordan Spieth, acompañados por sus esposas e hijos, jugaron los Pares 3 con Fred Couples, de 64 años.

«La hoja de salida se llena muy rápido, y Jordan y yo vimos el nombre de Freddie en la lista y pensamos que sería capaz de aguantar a los pequeños correteando por ahí», dijo Fowler. «Es un trío perfecto el que tenemos».

Cuando Couples salpicó con su golpe de salida el estanque de Ike en el octavo hoyo, la hija de 2 años de Fowler, Maya, lo celebró gritando: «¡Sí!»».

Gary Player, vestido con su característico traje negro y tan ágil como siempre a sus 88 años, jugó con sus compatriotas sudafricanos Erik van Rooyen y Christo Lamprecht. Se subió a una silla para posar en una foto con ellos. Van Rooyen mide 1,90 igual que Lamprecht.

El campo de nueve hoyos par 3 se inauguró en 1958, haciendo realidad un viejo objetivo de Clifford Roberts, cofundador del Augusta National junto con Bobby Jones. Roberts propuso construir un campo de «pitch and putt» a principios de la década de 1930, cuando el Club estaba en fase de desarrollo. Alister MacKenzie, el arquitecto que colaboró con Jones en el diseño del campo principal, trazó un recorrido corto de 18 hoyos con nueve greens dobles. Pero Jones tenía sus reservas sobre la idea, y cuando el Club atravesó dificultades durante la Depresión, la idea quedó aparcada durante casi 30 años, hasta que el arquitecto George Cobb diseñó el campo actual.

Como parte de una renovación que se presentó el año pasado, se rediseñaron algunas secciones del campo de par 3 para que el estanque de DeSoto Springs entrara más en juego en los cinco primeros hoyos y mejorara la circulación de los jugadores. El campo se encuentra en un anfiteatro natural detrás de las cabañas Eisenhower y Butler.

El ganador del Par 3 del miércoles fue Rickie Fowler, que hizo 22 golpes (-5), dos golpes por delante de Sepp Straka, J.T. Poston y el amateur Santiago de la Fuente.

Al aceptar el trofeo, Fowler, que juega su primer Masters desde 2020, dijo: «Este es especial para mí, en parte por volver aquí después de unos años de ausencia y por tener a mi mujer y a mi hija en la bolsa.»

Famosamente, ningún golfista que ha ganado el Par 3 ha pasado a ganar la Chaqueta Verde el mismo año. Conociendo la historia, un número de jugadores cada año optan por no entregar una puntuación oficial, una superstición que continuó el miércoles. Pero Fowler no tenía nada de eso.

«Lo bueno es que, aunque ganes esto, sigues teniendo hora de salida mañana», dijo, y añadió: «El gafe está hecho para romperse en algún momento».

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído