17 de junio de 2024

Cinco notas de un Masters, de record, para Scottie Scheffler

El mundo del golf lleva dos años persiguiendo a Scottie Scheffler. No pueden atraparle. El domingo, Scheffler ganó su segunda Chaqueta Verde en tres años escapándose de todos los perseguidores en un día de imagen perfecta en la 88º edición del Masters en el Augusta National Golf Club.

 

Scheffler, de 27 años, ha demostrado que se siente cómodo en el Augusta National. Ganó la Chaqueta Verde en 2022. En este Masters, era el gran favorito. Llegó como el jugador mejor clasificado del mundo. Había ganado dos de sus tres torneos anteriores; en el que no ganó, quedó segundo. Desde su anterior victoria en Augusta, ha ganado seis veces. Es el número 1 en más categorías de las que se pueden contar: victorias, promedio de puntuación, promedio de birdies, evitación de bogeys y muchas más. El domingo hizo 68 golpes (-4) y ganó con cuatro golpes de ventaja sobre el sueco Ludvig Åberg.

Scheffler ha ganado dos veces el Masters en sólo cinco participaciones en Augusta National. Eso es más rápido que todos los demás en la historia, excepto Horton Smith, que sólo necesitó tres apariciones para ganar la Chaqueta Verde dos veces.

Scheffler es el quinto jugador de la historia que entra en el Masters como número 1 del mundo y gana el torneo. Y lo ha hecho dos veces. Era el número 1 cuando ganó hace dos años. Ian Woosnam (1991), Fred Couples (1992), Tiger Woods (2001, 2002) y Dustin Johnson (2020) son los otros que lo han conseguido.

Scheffler pareció tambalearse después de un bogey en el hoyo 7, par 4. Era su segundo ya en la ronda. Pero entonces Scheffler se puso las pilas, haciendo birdies en los hoyos 8, 9 y 10. Lo que la historia recordará será su golpe de aproximación en el hoyo 9, con el que estuvo a punto de conseguir un eagle 2. En total, después del bogey del hoyo 7, jugó los últimos 11 hoyos en -5.

Bien, expliquémonos. Scheffler acaba de ganar el Masters en un torneo en el que hizo su peor resultado del año. De acuerdo, fue un par 72. Eso es lo que Scheffler hizo el viernes en condiciones de mucho viento. Eso demuestra lo bueno que ha sido todo el año. No ha hecho una ronda por encima del par desde octubre.

Scheffler dijo antes del Masters que si su mujer, Meredith, se ponía de parto se retiraría del Masters. No importaba cuándo ocurriera, él se iría. La pareja espera su primer hijo para finales de este mes. «Este es mi primer torneo sin su presencia en bastante tiempo», dijo Scheffler.

«Ella es obviamente mi mayor apoyo, y definitivamente echo de menos tenerla aquí. Pero es un momento emocionante en nuestras vidas y, afortunadamente, sigue en casa y se encuentra bien. Así que estamos agradecidos por ello».

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído