4 de marzo de 2024

Europa y Estados Unidos se citan con la gloria en la ronda final de la Solheim Cup

Europa y Estados Unidos se citan con la gloria en la ronda final de la Solheim Cup

Europa ha arañado seriamente la resistencia de Estados Unidos a falta de una jornada para la conclusión de la Solheim Cup, situando el marcador parcial en un empate a 8 puntos que genera todo tipo de expectativas.

 

El equipo europeo se encamina hacía lo que sería otro hito en la historia de la Solheim Cup: su tercer triunfo consecutivo tras los cosechados en las ediciones de 2019 y 2021, una sucesión de éxitos nunca concretada hasta el momento.

Durante la mañana del sábado se consumó la contención de ese empuje norteamericano tan patente durante la ronda matinal del viernes, plasmado entonces con un 0-4 inapelable en el marcador parcial que encendió todas las alarmas.

Semejante desequilibrio no desanimó sin embargo a la capitana europea Suzanne Pettersen a mantener tres de las cuatro parejas que perdieron sus partidos el día anterior, limitando los cambios necesarios para contener una posible nueva hemorragia a la presencia de Carlota Ciganda, junto a la danesa Emily Pedersen, en el primero de los duelos.

La intención era que ambas ejercieran de estilete de unos enfrentamientos que se presumían vitales en el devenir del torneo. La estrategia resultó acertada a medias a la vista del resultado parcial, empate a 2, que sirvió para mantener las expectativas de cara a los Fourballs de la tarde.

Lo mejor, lo que sin embargo comenzaba a gestarse con creciente intensidad, era el papel de líder de Carlota Ciganda, excelentemente compenetrada con Emily Pedersen, que concretaron un triunfo contagioso que les permitió ejercer desde ese momento en animadoras de sus compañeras, en animadoras de las gradas, ese papel externo fundamental para convertir la Solheim Cup en una auténtica fiesta y para darle al equipo europeo un punto extra de necesaria motivación.

Solheim Cup - Carlota Ciganda

Con 5-7 en el marcador se inició la jornada de tarde, momento vital para definir expectativas de cara a la ronda final de doce partidos individuales. El ambiente se iba caldeando, el ‘sorpaso’ se palpaba en el ambiente, una iniciativa europea que, tras jornada y media disputada, se hizo realidad cuando Carlota Ciganda rubricó un espectacular birdie en el hoyo 6 asimismo muy bien celebrado por su compañera Linn Grant.

La acción generó, por primera vez desde el inicio de la competición, la primera ventaja europea en el marcador global, 8,5 a 7,5 certificada con una enorme ovación por parte de la grada.

Restaba todavía medio mundo para la conclusión de la jornada, pero todo el engranaje funcionaba a la perfección. Charlie Hull y Leona Maguire arrasaban a Nelly Korda y Ally Ewing mientras los otros tres partidos reflejaban cortas pero significativas ventajas, dos de ellas a favor de Europa.

Los buenos golpes desde los tee de salida, y los de aproximación a green antes de completar con certeros putts, se sucedían en el bando europeo ante el desconcierto americano, que capeaba como podía el festival de juego de su rival.

Birdie tras birdie de Pedersen –hasta 8 en un partido maravilloso–, birdie tras birdie en el duelo de Carlota Ciganda, donde se rubricaron veintiuno entre las cuatro jugadoras, el enfrentamiento entre europeas y norteamericanas alcanzó sus más altas cotas de espectáculo.

Tras dos jornadas de competición, ambos equipos se citan con la gloria. Dieciséis partidos de por medio, decenas y decenas de alternativas y golpes portentosos después, todo está como al principio, empate en el marcador, doce partidos individuales en el horizonte y Carlota Ciganda, como una de las líderes indiscutibles, proclamando a los cuatro vientos ¡vamos, vamos girls!

NOTICIAS RELACIONADAS

Deja un comentario

Lo más leído