23 de julio de 2024

Helen Briem buscará hacer historia en Naturávila Golf

La jugadora alemana, de tan solo dieciocho años, ha ganado los dos torneos que ha disputado esta temporada en el LET Access Series

 

Hoy arranca la primera jornada del Santander Golf Tour LETAS en Naturávila Golf. Ciento veinte jugadoras de 28 nacionalidades distintas lucharán por hacerse con el titulo de un evento que supone la cuarta prueba en el circuito LET Access Series y quinta del Santander Golf Tour, ambos coorganizadores del torneo.

Entre las participantes, hay un nombre que destaca por encima del resto y que es sin duda una de las promesas más brillantes del golf femenino actual: Helen Briem.

Nacida en Stuttgart, Alemania, mostró un talento excepcional y una pasión inigualable por el deporte desde una edad muy temprana, lo que la ha llevado a sobresalir en numerosos torneos juveniles y campeonatos nacionales. Su dedicación y esfuerzo constante han sido claves para su rápido ascenso en el competitivo mundo del golf.

A lo largo de su carrera, Helen ha acumulado una impresionante lista de logros a su temprana edad. En 2021, con tan solo quince años, hizo su debut en el Santander Golf Tour LETAS y consiguió un meritorio segundo puesto. Entre sus victorias más destacadas se encuentran el European Young Masters en 2021, la Copa de Naciones Europea en 2022 o el Campeonato Amateur R&A 2023. Además, ha brillado en torneos internacionales por equipos como la Copa Solheim Junior o la Copa Ryder Junior en 2023. Su habilidad para mantener la calma bajo presión y su increíble pegada la han convertido en una figura respetada y admirada tanto por sus compañeras como por sus rivales. Helen combina su talento natural con una ética de trabajo rigurosa, entrenando incansablemente para perfeccionar cada aspecto de su juego.

Sin embargo, las tres últimas semanas podrían suponer un antes y un después en el porvenir de su carrera. La primera semana de junio disputó en Helsingborg, Suecia, una prueba del Ladies European Tour y acabó en segunda posición, cediendo en el playoff ante la francesa Perrine Delacour en un circuito copado por algunas de las mejores jugadoras del mundo. El 9 de junio se proclamó campeona del LETAS Montauban Ladies Open en una demostración de poderío y precisión, y tan solo una semana después volvió a levantar el trofeo en la República Checa, venciendo por un golpe de ventaja y demostrando que el futuro del golf femenino está en buenas manos.

Esta semana, Helen espera poder levantar su tercer trofeo consecutivo tras ganar el pro-am disputado esta mañana de miércoles: «Sería maravilloso conseguir el hat-trick. Vengo jugando muy bien estas semanas y ganarí en España sería una enorme ilusión. Ya gané aquí la Solheim Cup hace unos meses y me encanta jugar aquí». Respecto a sus aspiraciones y esperanzas de cara al futuro, comentaba: «Por ahora quiero seguir compitiendo bien aquí en el LETAS. Conseguí un gran segundo puesto en Suecia en el LET, se me escapó por poco en el playoff, pero seguro que vendrán más». Además tiene la mirada puesta en julio, cuando competirá en el Campeonato de Europa Absoluto Femenino por Equipos 2024 en la Real Sociedad Hípica Española Club de Campo: «En julio vuelvo a España y estaré en Madrid para representar a mi país, lo cual siempre es un orgullo».

Mención aparte merece la jugadora local Marta Muñoz. La abulense volverá a jugar en su tierra natal después de un meritorio segundo puesto en el Real Golf de Pedreña. Marta demostró que está de sobra preparada para lo que viene y aunque no pudo rematar su buen juego con una victoria, se ve con confianza plena para hacer un gran papel en un campo en el que se mueve como si fuera el jardín de su casa: «He jugado muy bien en esta jornada de pro-am y eso me da confianza de cara a estos días». En cuanto a las particularidades del campo, comentaba que «es un campo que tiene algunos hoyos que conviene conocerlos, sobre todo los segundos nueve. El doce, trece y catorce pueden suponer un punto de inflexión para muchas jugadoras, así que veremos cómo se desarrollan estos días. Evidentemente haber jugado en un campo durante 25 años es un valor añadido, pero en el golf nunca se sabe lo que puede pasar».

Preguntada sobre lo que significaría ganar en su tierra, Marta insistía en que «primero hay que jugar, ir paso a paso. Cuando llegue el sábado, pase lo que pase estaré contenta con haber podido traer un torneo aquí y me daré un baño en la piscina para celebrarlo».

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído