24 de febrero de 2024

Un renovado Muirfield Village espera a los mejores jugadores del PGA Tour

Un renovado Muirfield Village espera a los mejores jugadores del PGA Tour

El principal torneo entre el PGA Championship y el Open de los Estados Unidos, dentro de dos semanas, es el Memorial Tournament en el renovado Muirfield Village.

Como es tradición, el Memorial tendrá como anfitrión a Jack Nicklaus y tendrá una de las mejores participaciones de la temporada. La diferencia con respecto al año pasado, será que muchos aficionados podrán disfrutar de los mejores del mundo en un torneo que se juega como si fuera un “major”.

Muirfield Village

Con tantos grandes eventos en el PGA Tour que se juegan seguidos, el Memorial destaca como un punto de encuentro, especialmente para los golfistas que necesitan trabajar en su juego después de actuaciones poco impresionantes en el PGA Championship o para aquellos que sólo quieren afinar un par de cosas antes de competir en US Open en un par de semanas.

Muirfield Village ha producido algunos ganadores increíbles a lo largo de los años. Jon Rahm, Patrick Cantlay, Bryson DeChambeau, Hideki Matsuyama, Justin Rose, Ernie Els y Tiger Woods (cinco veces) han ganado aquí. Parte de ello se debe a la forma en la que a Nicklaus le gusta preparar el campo y, en otra parte, se debe al ADN de este recorrido, uno de los mejores de la temporada, si excluimos los majors, que exige que se le pegue perfecto durante cuatro días seguidos si se quiere estrechar la mano de un ganador de 18 majors el domingo por la tarde.

El Memorial del año pasado tuvo el aroma de un grande (posiblemente porque no habíamos tenido uno en casi un año en ese momento). Los mejores jugadores adoran las condiciones más duras, y Nicklaus siempre está encantado de complacerlos. Esto es lo que dijo Jon Rahm, que acabó ganando con 9 bajo par, sobre la configuración de la noche del sábado del año pasado: «Pase lo que pase mañana, será una gran prueba para aprender para el futuro, para los grandes, porque esto va a ser lo más parecido a un gran campeonato sin serlo. Creo que es realmente bueno».

Ahora, Nicklaus tiene efectivamente un nuevo campo de golf con el que jugar después de una completa renovación de Muirfield Village. Si esto es un indicio de lo que nos espera, la edición de este año va a ser tan dura como la del año pasado, incluso sin tener que aumentar tanto la velocidad de los greenes o el rough. Será interesante ver lo que dicen los jugadores sobre los cambios a lo largo de la semana, pero sorprendería que alguien dijera que se está jugando más fácil de lo que se ha hecho en general en la última década.

Hay que distinguir entre la estructura de un campo y su preparación, pero una puede (y a menudo lo hace) afectar a la otra, especialmente después de que se hayan realizado tantos cambios -incluidos los 18 greens- en Muirfield Village. Ahora hay más palancas de las que Nicklaus puede tirar para hacerlo más difícil.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído