19 de mayo de 2024

Jon Rahm busca su segunda chaqueta en Harbour Town

Jon Rahm busca su segunda chaqueta en Harbour Town

Desde Augusta, Georgia, hasta el Sea Pines Resort, hay algo más de 200 km, para Jon Rahm ha sido un viaje bastante más largo.

Así es la vida cuando estás atrapado en un torbellino. «Las últimas 72 horas . . bueno, el lunes estaba extremadamente cansado. No sé cómo decirlo, sinceramente. No fui muy útil en ningún sentido», dijo Rahm. 

No es necesario que Rahm se disculpe, ya que sigue disfrutando de la victoria en la 87ª edición del Masters y de una noche de celebración que se prolongó durante horas más allá del último de sus 276 golpes. Hubo ceremonias de entrega de la chaqueta verde en la cabaña Butler y fuera, detrás de la casa club del Augusta National, por supuesto, además de un momento de tranquilidad con su familia para brindar. Y hubo más.

«No tenía ni idea de que hubiera una cena después», dijo Rahm, que descubrió que el campeón sería agasajado por una sala llena de miembros del Augusta National. Rahm estuvo allí con su esposa Kelley y sus padres, así como con su padre Edorta, su caddie Adam Hayes y su manager Jeff Koski

«Fue increíble», dijo Rahm. «Me enseñaron un collage de fotos de toda la semana. Poder hacerme fotos con los miembros y estar allí y que me consideren uno de ellos es bastante especial.»

Todo lo que conlleva ganar su segundo grande y el cuarto evento del PGA Tour del año, volver al número 1 del mundo, las pesadas obligaciones con los medios de comunicación, la alegría de compartirlo todo con los miembros de la familia, escuchar mensajes de felicitación de gente como Rafa Nadal, sería comprensiblemente agotador y proporcionaría una razón justificable para tomarse un tiempo libre.

Pero Rahm rechazó esa idea. En su lugar, tiene una hora de salida a las 13:17 de este jueves en el RBC Heritage en Harbour Town Golf Links. Volver a la competición después de ganar el Masters forma parte de su forma de ser «Me comprometí a principios de año y quiero cumplir ese compromiso», dijo y hay muchas razones para disfrutar de esta oportunidad. 

El RBC Heritage es un evento designado, por ejemplo, y con ello viene una participación que incluye 17 de los 20 mejores jugadores en el Ranking Mundial Oficial de Golf. Como líder de la clasificación de la FedExCup, Rahm está acompañado aquí por otros ocho entre los 10 primeros, y ese tipo de profundidad enciende el fuego competitivo del español.

Luego está: «Hablando con Kelley (la mujer de Rahm), me puse en la piel no sólo de los espectadores, sino también de los niños. Si yo fuera uno de los niños, querría ver jugar al campeón del Masters, bien o mal, sólo por estar allí».

RBC Heritage - Jon Rahm

Si esos niños acuden a ver jugar a Rahm el jueves por la tarde, verán a tres campeones del Masters porque Jordan Spieth (2015) y Adam Scott (2013) estarán el tee junto a Rahm.

Ahora bien, cuando Rahm sugiere que «siento que me voy a sentir mejor cada día», probablemente no sepa que eso es lo que hizo Spieth en 2015. Llegando al torneo una semana después de su victoria en el Masters, el joven tejano abrió con un 74 y fue mejorando cada día, tiró 62-68-70 y consiguió compartir el undécimo puesto.  

«Recuerdo que era un campo difícil», dijo Rahm, que hizo 71-67-66-68 para terminar en el puesto treinta y tres en 2020. «No solo tienes que pegar en las calles, tienes que pegar a la distancia correcta y en la línea de la calle para tener la mejor vista al green». 

Dejando a un lado el campo, el torneo tiene abundantes recompensas, una bolsa de 20 millones de dólares y 3,6 millones para el ganador y la tradicional chaqueta Heritage Plaid que se entrega al campeón. Su material se trae de Escocia y su estilo, cree Rahm, sería un espléndido complemento para el verde que ganó la semana pasada. 

«Todavía tengo la intención de hacer el doblete de la chaqueta y llevármela a casa», dijo Rahm.

Se le veía la sonrisa en la cara. Sólo se podía sentir el fuego que ardía en su interior.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído