29 de mayo de 2024

Keith Mitchell hace magia en el 18 para liderar en Copperhead

Keith Mitchell culminó el sábado una magnífica carrera por el Snake Pit del campo Copperhead de Innisbrook Resort con un golpe que nunca vio entrar. Su hierro 7 desde la calle 18 entró en el hoyo para eagle, un 66 y una ventaja de dos golpes en el Valspar Championship.

 

Mitchell estaba entre una docena de jugadores peleando en un torneo tan reñido que comenzó con los 77 jugadores que pasaron el corte separados por sólo seis golpes.

Eso cambió cuando hizo 3-2-2 en la recta final del recorrido Copperhead, el primer jugador que lo consigue en la historia del torneo. Mitchell embocó un putt para birdie justo dentro de los cuatro metros y medio en el hoyo 16, dejó un hierro 6 a menos de un metro para birdie en el par 3 del hoyo 17 y luego embocó en el hoyo 18 con un hierro 7 desde unas 151 yardas por una empinada colina.

Esto sitúa a Mitchell con 10-bajo, dos golpes por delante de Mackenzie Hughes (69), Seamus Power (68) y Peter Malnati (68).

Mitchell sabía que el golpe era bueno, pero algo se le metió en el ojo mientras seguía el vuelo, lo que le hizo apartar la mirada y limpiarse el objeto. Entonces oyó un fuerte aplauso, levantó la vista y se dio cuenta de que la bola había entrado para lograr una improbable eagle.

«Cuando levanté la vista, se me metió algo en el ojo, así que aparté la mirada y no llegué a verla bajar y aterrizar», explicó. «Pero sabía que… cuando la golpeé, estaba contento con el contacto».

El green del hoyo 18 está elevado, y la bandera estaba delante, detrás de un búnker profundo, así que no habría podido verlo entrar en el hoyo. Podía oír al público, y en su cara había una agradable sorpresa que no podía ocultar.

Hubo otras sorpresas desagradables por parte de jugadores que compartieron brevemente el liderato.

Uno de ellos fue Stewart Cink, de 50 años, que comenzó la tercera ronda en un empate a cinco por el liderato. Consiguió dos birdies al principio y lideraba tras siete hoyos cuando hizo tres putts desde 9 metros en el par 3 del hoyo 8. A partir de ahí, la cosa no hizo más que empeorar. Cink hizo 41 golpes en los últimos nueve hoyos para un 76, lo que le dejó con nueve golpes de desventaja.

Jorge Campillo cayó siete puestos, hasta el vigésimo séptimo, tras firmar de nuevo el par del campo, 71 golpes.

Consulta aquí la clasificación

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído