25 de junio de 2024

David Puig en el cuarteto que lidera en Houston

En una tabla de clasificación del LIV Golf Houston en la que una docena de jugadores se encuentran a tres golpes del liderato, sólo uno de ellos vive lo suficientemente cerca del campo como para desplazarse desde su casa del área de Houston.

 

Patrick Reed nunca ha ganado un evento profesional delante de los aficionados de su ciudad natal, pero la estrella del 4Aces GC tiene la oportunidad de levantar el trofeo y disfrutar de una celebración con champán si puede salir airoso de lo que promete ser un tiroteo tejano el domingo en el Club de Golf de Houston.

«Tener todo ese apoyo y además poder quedarme en casa, significa mucho», dijo Reed. «Ojalá salgamos ahí fuera y… les demos un espectáculo mañana y ojalá levantemos ese trofeo».

En primer lugar, tendrá que superar a un cuarteto de líderes, dos de los cuales ya han tenido éxito en Houston.

Paul Casey de Crushers GC, Adrian Meronk de Cleeks GC, Carlos Ortiz de Torque GC y David Puig de Fireballs GC están cada uno con 10 golpes bajo par, con Reed quinto en solitario con 9 golpes bajo par. Casey ganó el Abierto de Houston en este campo en 2009, mientras que Ortiz ganó el mismo torneo en 2020 después de que se trasladó a Memorial Park.

El capitán de Torque GC, Joaquín Niemann, y Matthew Wolff, de RangeGoats GC, están empatados en el sexto puesto con 8 bajo par, con cinco jugadores más con 7 bajo par. De estos 12 jugadores, sólo Niemann ha ganado un torneo LIV Golf – dos victorias, de hecho, a principios de este año en Mayakoba y Jeddah.

Impulsados por los 66 de David Puig y Abraham Ancer, los Fireballs GC lideran la competición por equipos con 26 bajo par, cuatro golpes por delante de Torque. Tres equipos – Crushers, 4Aces y Cleeks – están a otro golpe en tercera posición.

David Puig empezó esta semana proclamándose medallista de honor en el torneo clasificatorio de 36 hoyos del US Open, celebrado el lunes en el norte de California, para ganarse un puesto en el Major de la semana que viene. Ha traído ese ímpetu a Houston, abriendo con un 68, y luego haciendo un 66 en el que terminó con cinco birdies en sus últimos siete hoyos.

«Seguro que me dio algo de confianza», dijo Puig sobre su actuación de principios de semana, «y me alegro de que esté dando sus frutos».

Consulta aquí la clasificación

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído