23 de julio de 2024

John Catlin se mantiene líder en Royal Golf Dar Es Salam

El estadounidense John Catlin, que intentaba hacerse con su tercer título en cuatro participaciones en el Asian Tour, mantuvo su liderato en las Series Internacionales de Marruecos, dotadas con 2 millones de dólares.

 

El líder de la primera ronda firmó un total de 71 golpes, dos bajo par, en el Red Course del Royal Golf Dar Es Salam de Rabat, para un total de nueve bajo par en los dos días.

El seis veces ganador del Asian Tour tiene un golpe de ventaja sobre el indio Gaganjeet Bhullar (68), el australiano Travis Smyth (69), el japonés Jinichiro Kozuma (70), el neozelandés Ben Campbell (70) y el filipino Miguel Tabuena (71).

El neozelandés Kazuma Kobori, líder de la primera ronda con Catlin, retrocedió con un 77 y está tres bajo.

El líder del Orden de Mérito del Asian Tour, Catlin, ganador consecutivo de las International Series Macau y del Saudi Open a principios de año, tuvo unos últimos nueve hoyos inusualmente alcistas, con un eagle, un birdie en el 18 y tres bogeys, pero aguantó para llegar al fin de semana en primera posición.

«Sí, estuvo bien, pero me hubiera gustado estar un poco más acertado», dijo Catlin.

«Me sentí un poco mal, pero fui capaz de aguantar, y aún así conseguí un buen resultado y me mantuve en lo más alto de la clasificación. Eso era importante para mí al llegar a la última vuelta. Quería hacer un cuatro en el 18 y estar en el grupo final».

El jugador de 33 años acaba de debutar en la LIV Golf League: terminó en el puesto 24º en el LIV Golf Houston, empató en el séptimo en el torneo de Nashville y la semana que viene se dirigirá a la siguiente parada, Valderrama.

«Me encanta el juego. Me encanta jugar. Quiero seguir jugando y creo que eso es lo bonito, que siempre hay una próxima semana, nuevos objetivos, nuevas cotas a las que llegar».

Tiger Woods lo dijo: «Nunca llegas, es como un viaje al que nunca llegas». ¿Verdad? Como, siempre estás bien, puedo ser un poco mejor aquí. Puedo hacer esto un poco mejor, puedo hacer aquello un poco mejor, y creo que eso es lo bonito».

Miguel Tabuena hizo birdies en los dos últimos hoyos para revalidar su quinto puesto en el Kolon Korea Open de hace dos semanas.

«Ha estado bien. Sabía que hoy iba a ser difícil, el viento soplaba fuerte y había buenos bolos. No empecé bien, pero aguanté y terminé bastante bien».

«Seguí siendo paciente. Sabía que quedaban muchos hoyos en la ronda, y muchos hoyos en los próximos días, y sólo quería ponerme en una buena posición para ascender en la clasificación».

El zimbabuense Scott Vincent está un golpe por detrás del español Eugenio Chacarra. Ambos han hecho 71 golpes, en la octava prueba de la temporada del Asian Tour y la tercera de las 10 paradas de The International Series.

Para Vincent han sido dos de los días más inusuales de su carrera golfística, después de haber llegado aquí sin sus palos, como su hermano Kieran.

Antes de su ronda de ayer por la tarde, corrió al aeropuerto de Casablanca para ver si sus palos habían llegado por fin. Para su consternación, no pudo conseguirlos a tiempo a pesar de que habían llegado al aeropuerto, por lo que se apresuró a regresar al torneo, pero llegó tarde a su salida y fue penalizado con dos golpes. Su par cuatro del primer hoyo se convirtió frustrantemente en un seis. Sin embargo, respondió al desafío con 68 golpes, situándose a dos del liderato.

Esta mañana ha vuelto al campo con sus propios palos, pero en lugar de sacar provecho ha hecho triple bogey en el par cuatro del 10, su primer hoyo del día.

El jugador de 32 años siguió teniendo problemas en sus primeros nueve hoyos, pero se destapó con cuatro birdies en sus últimos seis hoyos.

«Me equivoqué al volver (ayer). Hicimos un giro equivocado y eso me retrasó unos minutos», dijo el campeón de la Clasificación de las Series Internacionales de 2022.

«Mis palos habían llegado sobre las 9.30 de la mañana, así que estaba allí esperándolos. Pude ver con mis etiquetas Apple que estaban en el aeropuerto, pero no pude llegar a tiempo. Así que sí, fue duro dejarles marchar sabiendo que estaba a menos de 20 metros de ellos en alguna parte. Pero sí, tuve que dejarlos para intentar llegar a la hora de salida y sí, quizás me fui un poco tarde».

Después de su mal comienzo de hoy dijo: «Pensaba que lo habíamos superado después de lo de ayer, pero sí, sólo intentaba coger el ritmo. Intenté no dejarme llevar por las circunstancias y limitarme a jugar, y sí, después de eso todo fue muy bonito y sólido».

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído