19 de junio de 2024

Matteo Manassero vuelve a sonreír con su victoria en Sudáfrica

Matteo Manassero puso fin a casi 11 años de espera para conseguir su quinto título en el DP World Tour con un emotivo triunfo en el Jonsson Workwear Open.

 

El italiano ha experimentado todos los altibajos que ofrece el golf desde que se convirtiera en el ganador más joven del DP World Tour a la edad de 17 años y 188 días en el Castelló Masters Costa Azahar 2010, un récord que todavía ostenta.

Cuando levantó el trofeo en el BMW PGA Championship de 2013 para sumar su cuarta victoria en otras tantas temporadas, tenía al mundo del golf a sus pies y parecía imposible pensar que no volvería a ganar en el DP World Tour durante otros 3.942 días.

Pero cinco años después se encontró sin privilegios de juego completos y en las 18 participaciones que consiguió en 2019, solo hizo un corte, mientras que también se tomó un breve descanso del golf por completo.

Una victoria en el Alps Tour en 2020 sirvió como impulso para su confianza y la temporada pasada ganó dos veces en el European Challenge Tour para recuperar su tarjeta después de cinco años de ausencia.

El viernes, en el Glendower Golf Club, hizo la ronda más baja de su carrera con 61 golpes para ponerse en cabeza, pero el trabajo estaba lejos de estar hecho, ya que cinco jugadores estuvieron en cabeza en los últimos nueve hoyos de la cuarta ronda.

Una tormenta que se retrasó dos horas y 27 minutos cuando Manassero iba ganando por uno en el hoyo 17 no hizo más que aumentar el dramatismo, pero el jugador de 30 años cerró con 66 golpes para terminar con 26 bajo par y entrar una vez más en el círculo de los ganadores, tres golpes por delante de los favoritos locales Thriston Lawrence y Shaun Norris y del inglés Jordan Smith.

«Este es el mejor día de mi vida en un campo de golf, sin duda», dijo Manassero, que terminó su ronda con cuatro birdies. «Ha sido un viaje de locos durante los dos últimos años. Sabía que iba por el buen camino, pero nunca se sabe.

«Incluso bajando el hoyo 18 con un buen golpe de salida, hay que seguir trabajando. El golf es un juego realmente difícil y duro, así que estoy increíblemente feliz de estar aquí sosteniendo esto (el trofeo) ahora mismo.

«Creo que hoy he jugado muy bien, básicamente durante toda la vuelta. Es muy duro. Los que venían detrás estaban jugando un golf increíble y cada vez que miras la clasificación hay un nombre diferente con más birdies.

«Cada vez durante una ronda de golf tienes algunos momentos que si puedes pasar por ellos ves la luz y entonces el final fue increíble».

Ángel Hidalgo firmó una tarjeta de 68 para terminar en quinta una por delante de Iván Cantero. Nacho Elvira termina empatado en el puesto cincuenta y uno con Santi Tarrio.

Consulta aquí la clasificación

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo más leído